El tiempo corre, no parece que haya pasado casi un mes desde el último informe. Hasta que termine mis escritos habrá pasado otra semana, así que manos a la obra.

El parte meteorológico de estos últimos días ha sido muy positivo, han bajado las temperaturas lo que quiere decir que durante el día se puede vivir y mejor aún, por la noche se puede dormir. Es más, alguna noche me tapo con una sabana sin asfixiarme. Que gusto!

El único problema son las lluvias. Cuando llueve, muchos días caen lluvias torrenciales que destrozan las ya de por sí maltrechas infraestructuras y casas. Hay pueblos que se han quedado sin escuela y hace unas semanas en un barrio de Uvira ha habido dos muertos porque se derrumbó la casa con las personas dentro.

Lo que también ha bajado con las temperaturas, es la cantidad de mosquitos, pero no su nivel de agresividad. En mi vida me he encontrado mosquitos tan agresivos… Hay días que doy la batalla con Relec, manga larga y calcetines etc de entrada por perdida. Que se junten las picaduras con las de las pulgas o no sé que otros bichos…desde la primera semana tengo los pies hechos un cuadro. Por cada picadura que desaparece, aparece otra en otro sitio!

Pero vamos al tema de esta entrada. Sé que muy poca gente sabéis para que exactamente me he ido tan lejos, que es lo que hago aquí, es decir en que consiste mi trabajo. 

A ver si sé explicarlo. Trabajo con una organización local. Digo local para que se entienda que mis compañer@s son tod@s de Uvira o de algún pueblo de los alrededores y el trabajo que se realiza se lleva a cabo en la región. Por un lado hay proyectos de desarrollo que se dirigen a la población local y se llevan a cabo en pueblos a poca distancia (siempre hablando en kilómetros porque el acceso muchas veces es difícil y se requiere mucho tiempo y paciencia durante los desplazamientos).

Los proyectos de desarrollo pueden ser, como en el caso de la última propuesta que hemos presentado (y ojala la aprueben!), un proyecto para formar a la gente sobre los derechos de las mujeres, al mismo tiempo que se les ayuda a poner en píe una actividad económica, normalmente vinculada al sector agrario. Nuestra propuesta por ejemplo pretende construir un molino de maíz para crear una actividad que genere unos ingresos para un grupo de quince mujeres del pueblo. Aunque a ultima hora hubo muchas discusiones dentro del equipo, que si las mujeres podían ejercer de molineras o tenían que contratar a personal masculino para trabajar en el molino. A los mismos compañeros que dos días más tarde me cuentan que para los trabajos, como mover por ejemplo en un almacén sacos de 50 kgs de un lado a otro, se suele contratar a mujeres, el oficio de molinera les pareció demasiado duro para que lo realice una mujer. También he visto trabajar mujeres en la construcción, acarreando arena. Se cuelgan un saco lleno de arena de la cabeza y marchando. Cualquiera se puede desnucar…..pero, como se suele decir, las mujeres hacemos el mismo trabajo, solo más barato. En nuestros molinos al final se impusieron las molineras que es lo que cuenta.

En estos momentos también hay otro proyecto en marcha para distribuir ayuda de emergencia (alimentos y ropa) a refugiados de Burundi, que salen del país vecino a causa de la situación complicada después de las ultimas elecciones presidenciales. Justo acaba de cumplirse ahora un año desde la fecha.

La mayoría de estas personas se encuentran acogidas en el campo de refugiados Lusenda a unos 50 km de Uvira ciudad, muchos vienen de Burundi pero en el campo también hay gente del Congo que se desplaza por la situación de inseguridad que viven en sus pueblos (debido a la todavía presencia de grupos armados en ambos Kivus, tanto norte como sur). Por otro lado hay personas refugiadas o desplazadas que viven fuera del campo con familias de acogida.

La semana pasada precisamente, el equipo realizo en tres pueblos cercanos a Lusenda, la distribución de víveres (harina, habas, aceite y sal) a familias en esta situación. La respuesta fue muy positiva porque esta gente decía que hasta ahora ninguna organización se había acordado de ellos. Toda la ayuda se distribuye normalmente dentro del campo.

Aquí unas mujeres hicieron una representación de bailes tradicionales en señal de agradecimiento.

DSC_6751

En un principio iba a acompañar al equipo durante toda la semana, pero al final se redujo mi intervención a una visita de un día para sacar unas fotos. Supongo que lo que motivó la negativa a mi participación fue la preocupación de mi jefe de que la blanquita no iba a resistir el duro trabajo y la falta de comodidades del pueblo.

DSC_6512

Ese día, también me llevaron a visitar Lusenda para sacar más fotos. Siempre me siento un poco incómoda en este tipo de situaciones ….. supongo que es porque en estos momentos no me quieren salir las emociones, que creo que se esperan de mí … A veces me pueden saltar las lagrimas viendo un telediario en mi casa, pero in situ casi que me entretengo más estudiando como han construido las letrinas o donde han colocado los puntos de agua. Por algo he hecho un curso de WASH.

DSC_6724

Esta semana estamos otra vez todo el mundo en la oficina.

El equipo es pequeñito, tres chicas y tres chicos en programa, dos chicos en finanzas, dos conductores y los chicos que se ocupan de la seguridad y de la limpieza y luego está la assistante téchnique que soy yo! El titulo suena muy bien, verdad? y si os digo ahora que mi misión es reforzar las capacidades institucionales, técnicas y de gestión de la organización…seguramente os habéis quedado igual, sin saber exactamente que es lo que puede ser mi labor diaria. 

Bien mi hoja de trabajo incluye organizar talleres para formar el personal, mejorar los procesos logísticos, la gestión de proyectos, la proyección internacional, técnicas de captación de fondos etc. En Europa seguramente hablaríamos del tan famoso coaching. Como por parte de mi organización aquí no tengo encomendada ninguna labor concreta, hemos empezado por lo fácil, además de resultar un exitazo: los idiomas. Estamos dando un curso de inglés. No es que me ilusione demasiado volver a la enseñanza de idiomas, pero en este caso se encarga el alumnado de la motivación. Están como niños con zapatos nuevos.

También hemos empezado a darle una vuelta a la comunicación de la organización, un tema que siempre se puede mejorar. De momento estamos con la teoría, es decir elaborando un Plan de Comunicación. Ya veré si dedicamos también algún taller a la practica. Esto siempre es más complicado, ya que a nadie le gusta que le pongan la casa patas arriba…

De todas formas después del primer cambio estructural que hemos introducido, toca dejar pasar un tiempo para que se asiente toda la casa nuevamente antes de acometer nuevas reformas. Y es que después de escribir en mi ultima entrada aquel comentario acerca del reparto de las labores de cocina, la situación empezó a molestarme seriamente. Así que en la primera reunión saqué el tema. Se decidió entonces convertir la cocina en departamento visible primero y después introducir la perspectiva de genero a este nuevo departamento. Es decir, aunque no tod@s sepamos cocinar, todo el mundo puede aportar algo. Dicho y hecho, la semana siguiente empezamos con el nuevo calendario que incluía tanto a los chicos como a las chicas. El primer día hubo discusiones, pero también comida, el segundo día las discusiones acabaron en motín. Ese día no comimos. Al final se decidió volver a integrar la cocina en el departamento de logística y con ello dejar el mando al más protestón. De momento vamos comiendo todos los días…no sin discusiones, pero se prepara comida y tampoco hemos tenido que ir al hospital …que era la mayor amenaza del bando rebelde.

Y poco más por hoy. Para l@s que os interesáis por mis avances en el swahili, he decidido concentrarme primero en la parte más fácil del idioma que son todo tipo de sonidos como eeeeua, aaah aaah, iiio ……… interjecciones que no quieren decir nada concreto pero casi siempre quedan bien. Es decir, puedo responder en todo tipo de situaciones y conversaciones, sin entender absolutamente nada y tengo un alto porcentaje de acierto en mis intervenciones.

Así que eeeeeah! y hasta la próxima!

Anuncios

Un comentario en “05 de mayo 2016

  1. Querida Veronika:
    Te envío con estas palabras mi absoluta admiración por el trabajo que estás realizando. Sólo una persona valiente puede dar el salto que has dado tú en febrero y apartarte de las comodidades (sin contar lo de las picaduras en tus pies).
    Recuerda que, aunque haya días difíciles, te tenemos en nuestros pensamientos y ya sabes que no estás sola.
    Recibe el abrazo más fuerte
    Grüss aus Vitoria

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s