Perdón por esta pausa tan larga! Se me juntó la pereza con casi una semana en la cama, con otra semana en terreno…y ya llevo casi dos meses sin escribir nada.

Por no ponerme a hacer la crónica antes, algunas novedades ya se han quedado un poco obsoletas y, de tantas cosas que han ido pasando, no sé ni por donde empezar.

Por los cambios quizá? Como el cambio de estación. A mediados de mayo más o menos, ha empezado la época seca.

Otra novedad no menos importante: me he cambiado de casa.

Bueno, decir casa a lo mejor es decir mucho. En realidad estoy viviendo en un hotel, esto quiere decir en un espacio, que es media planta del hotel transformado en apartamentito. Tengo mi habitación con baño, una cocina con una despensa, salón y terraza.

Mis compañer@s alucinan! Acostumbrad@s a convivir con unas diez personas en la misma casa, que una persona viva sola y encima tenga tanto espacio, les parece muy europeo.

Antes de elegir la opción hotel, había mirado varias casas, alguna con vistas magnificas sobre el lago, otras con veranda y jardín. En uno de los jardines había un árbol de mango y, de quedarme con la casa, mis compañer@s posiblemente hubiesen pensado que estoy viviendo el sueño americano.

Al final me decidí por el hotel, por el tema de la seguridad. No podía haberme quedado sola en una casa. En el hotel hay gente las 24 horas y la seguridad está muy bien. Encima tengo otras comodidades: una chica que me viene a limpiar y me sube el agua para la ducha y la cocina.

Como en mi antigua residencia, la luz va y viene cuando quiere …y no tengo agua corriente.

La única vez que salió agua de los grifos fue el día que organicé una pequeña fiesta para inaugurar la casa y celebrar mis 49 años. Después de la fiesta salimos a tomar algo y para ver la final de la Champions League (la oferta de ocio en este pueblo se reduce un poco al fútbol). A la vuelta me encontré el salón y el dormitorio inundados. Por lo visto me había dejado el grifo de la cocina abierto.

Como nunca salía agua, ni me había preocupado mucho en que posición los grifos estarían abiertos o quedarían cerrados. Se ve que este día uno se había quedado abierto.

Así que el domingo por la mañana recogimos agua, unos 170 litros. Se puede decir que la casa quedó inaugurada por todo lo alto!

Otra ventaja que tengo viviendo en un hotel es, que cuando no me apetece cocinar puedo pedir comida a la cocina.

Estoy contenta con el cambio! También con el cambio de estación. Se me llena la casa de polvo pero el ambiente esta menos cargado. No hace tanto calor, el cielo muchos días esta cubierto y suele soplar un ligero viento.

Aunque todavía estoy esperando que haya menos mosquitos.

El mes pasado también me tocó ir a dos funerales. A principios de mayo se murió el hermano de uno de nuestros conductores y dos semanas después, el hijo de tres años de otro de mis compañeros.

Cuando se murió el primero, oí hablar por primera vez de brujería. Aunque nadie supo realmente explicarme…o quizá simplemente soy incapaz de entender este fenómeno. Lo más que la gente sabe decirte es que te lo crees o no te lo crees. Y parece haber mucha gente que se lo cree.

Alguien muere o, como en otro caso que me encontré la semana pasada, de una chica con problemas mentales y la explicación es, que la han embrujado. Las supuestas brujas suelen ser mujeres mayores y cuando son señaladas, se pone en marcha la justicia popular. Se les puede matar, quemar la casa o se toma una medida absurda como en un caso que comentaron en una reunión del OCHA (oficina de coordinación de asuntos humanitarios). A un hombre le pidieron 800$ acusando a su mujer de brujería. El hombre por lo visto solo pudo pagar 80$ pero el asunto quedó zanjado de esta manera. Parece que la mujer dejó de ser bruja.

En la reunión hablaron de unos diez casos de mujeres, supuestamente brujas, asesinadas desde principios de año.

Y antes de terminar, comentar mis avances con el swahili. Ahora estoy aprendiendo con una aplicación en el móvil. La aplicación trae todos los días una palabra, una frase como ejemplo y un proverbio. Los proverbios los veo muy bien, ya que muchas veces también los utilizamos mal y nadie se molesta. Ahora con las palabras y las frases, hay algunas que todavía no tengo muy claro que me vayan a servir. Semáforo por ejemplo, o avalancha….

La avalancha ha destrozado la estación de ski, pero por suerte no ha habido heridos.”

bueno, ya veremos….quizá hasta el siguiente informe haya descubierto su utilidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s