Para este post tenía previsto escribir sobre la boda de mi compañera Lisa. La fiesta tenía que haberse celebrado este fin de semana, pero de momento solo hemos podido llegar con los festejos hasta “la sombe”, ya que la boda ha quedado pospuesta y sin fecha …hasta nuevo aviso.

El domingo pasado celebramos la sombe, la despedida de soltera que en esta parte del planeta se organiza para la novia. El novio no tiene despedida propia, pero le acompaña a la novia en su fiesta.

A la sombe se invita unicamente a mujeres. Los chicos, si no tienen ninguna tarea asignada, como control de puertas, traer sillas, animar el ambiente etc, no pueden asistir.

Todas las invitadas a la fiesta traen regalos que no se pueden entregar envueltas en papel de regalo. Sospecho que es para que todo el mundo pueda comentar lo que trae cada una y de esta manera aumentar un poco la presión sobre el presupuesto.

Aunque para empezar la fiesta, se sirve la comida y luego con el estómago lleno, se recibe primero a la novia y depués al novio.

La entrega de regalos es la segunda parte de la celebración. Para ello hay que colocarse en fila y avanzar bailando hacia un pequeño escenario donde están sentados los novios, y la familia; la madre, la abuela, las tías….allí se entrega el regalo, en este caso a la abuela, pero no sé si en todas las familias se hace igual y se da protagonismo a las abuelas.

A mi me tocó regalar un ventilador.

Por suerte se le puede dar un dinero a la novia antes de la fiesta y ella se encarga de comprar lo que quiera.

Por lo que pude observar en la fiesta, mucha gente eligió y compró por su cuenta, así que la familia acabó recibiendo calculo que unos treinta cubos de plástico, al parecer el regalo estrella. Había mujeres que traían hasta tres.

La boda que estaba prevista para el día 24, de momento se ha quedado sin fecha precisa, quizá para octubre o mediados de noviembre. Pasó como con tantas otras cosas que el pueblo congoleño planifica con mucho detalle y luego pospone – y no me refiero a las elecciones presidenciales, que todavía ni han tenido fecha y seguramente ni la tendrán próximamente, aunque el segundo mandato del señor Kabila toma fin el 20 de diciembre.

Pero estaba hablando de la boda….El motivo del retraso por lo visto es, que la familia prefiere aprovechar el evento y juntar la fiesta de mi compañera con la de un hermano pequeño, ya que organizar una boda es algo bastante costoso.

El hermano pequeño en el Congo no es lo que entendemos en Europa por hermano pequeño. Aunque no sabría decir exactamente lo que es, todavía me pierdo con las categorías familiares congoleñas, cuando me hablan de hermanos pequeños no sé si hablan de primos o sobrinos o de hijos de algún amigo….cada vez que alguien ha intentado explicarme este concepto he llegado a otra conclusión. Sospecho que aquí cada cual interpreta y te lo cuanta a su manera….casi como las agendas y calendarios preestablecidos….

Lo de la planificación es una guerra casi diaria que tengo con mi equipo. Les intento explicar que una planificación se hace para seguirla…más o menos…. Si se ha previsto dar una formación el día X, quizá haya que retrasarla porque se ha estropeado el vehículo o alguien del equipo ha caído enfermo o se ha inundado la sala de formación, pero no porque tengo que revisar el modulo de formación y pensé que me iba a llevar dos días y después de una semana de revisiones y rerevisiones todavía no sé si voy a estar preparada esta semana o a principios, mediados o finales de la semana próxima….

No sé como pretenden que el país vaya bien, si no respetan ni las fechas de las bodas!

En fin, si la boda se hubiese celebrado en el día señalado, tampoco habría tenido vestido, al menos si no quería repetir el modelo de la sombe. Y como el día de la boda, después de la novia seguramente voy a ser la mujer más mirada en toda la fiesta prefiero cambiar.

Del modelo para la boda que había encargado hacer en un taller que tengo justo enfrente de casa, me hubiese faltado al menos el bolso que había pedido a juego con el traje. Y de ponerme la blusa tal como estaba el viernes pasado, posiblemente no hubiese podido comer nada en toda la boda porque mi modista me ha había cortado el corpiño tan ceñido tan ceñido que en la prueba me era difícil respirar.

He encargado hacer dos trajes congoleños, uno para la sombe y el otro para la boda. Me había perdido la fiesta de la entrega de la dote por falta de vestuario apropiado. Y no me iba a volver a pasar! Entonces me avisaron con una semana de tiempo y en esta ocasión, la fiesta no se pospuso.

Todo el mundo me decía que daba igual, que iría con la ropa que tenía. Claro! es muy fácil hablar, pero luego hay que estar allí, con un pantalón deslavado y una camiseta del Decathlon, entre todas las congoleñas que visten de boda casi cualquier día del año.

Así que para la boda pedí que me avisarán con tiempo…y tiempo voy a tener por lo que parece.

Se me olvidó preguntar a alguien en la fiesta para que me sacará fotos. Intentaré acordarme en la boda!

Aquí va alguna de la novia, del bufet y de la entrega de regalos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s