baibai

Nun heisst es Abschied nehmen und ein längst angekündigtes Versprechen einlösen: die Bilder von der Hochzeit!

Leider ist meine Kamera nicht besonders nachttauglich, darum gibts von mir in der Abendgarderobe nur verschwommene Aufnahmen.

Abschiedsparty:

Ahora toca reintegrarme en Europa, acostumbrarme a no tropezar con cabras, gallinas y criaturas de todas las edades por la calle, a pegarme con puertas automáticas, el grifo de mi ducha y los abuelos en la cola de la frutería – y no es que no se les dibuje una sonrisa en la cara al verme – directamente fingen no haberme visto….habrá que hacerse a no ser protagonista, a ser una más, blanca tirando a invisible..

Lo que más me cuesta de momento, es levantarme de noche y eso que tampoco me levanto mucho antes de las 8h…

y hasta aquí las novedades desde el Kivu. Ayer 19-12 terminó el segundo y último mandato del señor Kabila, pero de momento se agarra al sillón. Esperemos que la paz no salte por los aires…

Anuncios